BIOFILTROS

Los biofiltros GALLI ALDO están diseñado íntegramente en PP con una estructura externa de acero galvanizado.
La cubierta, cuando sea necesaria, puede ser rígida de aluminio, con pendiente única o doble, o fabricada como tensoestructura.
Las partes del biofiltro se preensamblan en la empresa y se sueldan posteriormente «in situ».

FUNCIONAMIENTO DEL BIOFILTRO

El aire a tratar se filtra a través del material orgánico poroso —también denominado material filtrante o biomasa— que sirve de soporte y, en parte, de alimento para los microorganismos aerobios. Estos últimos realizan un proceso de oxidación bioquímica en los compuestos orgánicos contaminantes.

Al contrario de otros tratamientos de desodorización de naturaleza química o física, la biofiltración consigue eliminar la contaminación del aire y que no se transfiera a otra parte.

 

Share by: